Crónica de la Vendimia 2019 en las Fincas de Grandes Pagos de España – Sur

2019-11-25T16:20:05+00:00 25 noviembre, 2019|

La añada 2019 se ha caracterizado en toda la península por la escasez de lluvias. Los miembros de Grandes Pagos de España, de manera generalizada, explican que, tras la recolección de la uva, los rendimientos obtenidos han sido más bajos de lo esperado inicialmente.

Antes de la vendimia, recogimos las previsiones de algunos socios de la parte sur de la Península, ahora queremos compartir cómo ha sido el transcurso de la campaña 2019 y las primeras impresiones de los vinos (aunque en la mayoría de los casos aún es pronto para hacer vaticinios).

En Valdespino, Jerez, los rendimientos han sido un 25% inferiores al año anterior. La tónica de sequía ha continuado durante la vendimia, no ha llovido ni en los días previos ni durante. En el cómputo global del año se han recogido apenas 400 litros por metro cuadrado (frente a la media anual superior a 600). El verano ha sido uno de los más frescos que recuerdan, con temperaturas inusualmente bajas durante el mes de julio. Prácticamente no han tenido días de levante y sí importantes blanduras o rociadas nocturnas de poniente, que han contribuido a hidratar el fruto.

Desde la bodega, indican que las primeras impresiones de los vinos son buenas, se aprecia mayor concentración y más grado alcohólico, la uva presentó un nivel de acidez mayor respecto a años anteriores. El estado de la uva de la vendimia 2019 ha sido muy buena, por tanto, esto promete traducirse en una añada de gran calidad.

En Ronda (Málaga), la bodega Cortijo Los Aguilares augura vinos de gran calidad, con mucha intensidad en nariz, largos y con muy buena estructura. Este año los vinos presentan una gran concentración, mucho color e intensidad aromática. La acidez es muy buena, porque el verano no fue tan caluroso y los grados alcohólicos, en general, han sido contenidos.

En su caso, al trabajar con 8 variedades distintas, los rendimientos son muy variables, aunque en general ha sido una producción mucho más escasa que años anteriores. Durante la vendimia llovió durante dos días en forma de tormentas, pero no afectó al estado sanitario de las uvas. Pasaron meses sin que cayese una gota de agua.

Siguiendo en Andalucía, en Bodegas Alvear, D.O. Montilla-Moriles, confirman que los rendimientos obtenidos han sido más o menos lo esperado y que no ha habido ningún problema durante la vendimia.

En general los mostos y los vinos son de excelente calidad. La añada 2019 no ha sido muy cálida para lo que es habitual en Córdoba y Montilla: tuvieron noches con bajadas importantes de la temperatura que ayudaron a una maduración lenta.  La acidez de los vinos es un poco más alta que en 2018.

En la provincia de Cuenca se encuentra Finca Sandoval, donde han terminado la vendimia con rendimientos medios, calidad buena de la syrah y excepcional de la bobal. Durante las semanas previas a la vendimia, llovió poco pero repetidamente, lo que ayudó a terminar el ciclo de maduración.

El resultado en Mustiguillo El Terrerazo también ha sido de un rendimiento inferior a lo esperado. También tuvieron presencia de precipitaciones durante los días previos a la vendimia, lo que sirvió para mejorar la añada y para que la planta pudiera finalizar el ciclo de maduración de forma óptima. Además, la lluvia fue acompañada de temperaturas diurnas muy bajas que evitaron la presencia de podredumbre.

Debido a la climatología, la campaña se inició muy tarde y finalizó muy pronto.

La añada 2019 se caracteriza por su frescura y concentración, los mostos auguraban una muy buena calidad, con pH generalmente bajos y acideces altas. Los vinos acabados de la añada gozan de un buen equilibrio, son vinos gordos, golosos y redondos. Una cosecha excelente.

En Dehesa Carrizal, Ciudad Real, indican que 2019 es muy buen año. La vendimia concluyó con algo más de kilos de lo previsto.

Las precipitaciones, aunque de forma escasa, hicieron su aparición a final de agosto y principios de septiembre. Esto, junto a las temperaturas más frescas, permitieron alargar la maduración de la uva, conservando un buen equilibrio entre la acidez y el azúcar. Los vinos son de intensidad aromática alta y de concentración media pero el conjunto es harmonioso; es un muy buen año.

En la misma provincia, Pago de Vallegarcía, también ha concluido la vendimia con menos rendimiento kg/Ha de lo esperado.

La acidez de la uva ha sido este año muy elevada, en general, por lo que decidieron retrasar la vendimia en algunas parcelas. Durante las fermentaciones alcohólicas los parámetros se han equilibrado bastante, resultando vinos con buena acidez y buen grado, vinos concentrados, profundos, aromáticos, con cuerpo y un buen potencial de guarda.

En Finca Moncloa, Cádiz, la pluviometría de esta campaña ha sido de 406 l/m², un 46 % inferior a la campaña precedente; casi el 70 % de las lluvias se produjeron entre octubre y noviembre, y un 20 % en abril.

La vendimia ha sido temprana y corta, ya que la fecha de maduración de las distintas variedades fue muy similar, comenzando el 12 de agosto y finalizando el 20 de agosto, sin incluir la uva para elaborar el Tintilla de Rota dulce, que entró en bodega el 2 de septiembre.

La producción ha sido muy baja, la segunda más baja de los últimos 15 años y un 42 % inferior a la del pasado año. Sin embargo, tanto la sanidad como la calidad de la uva han sido muy buenas. Los vinos obtenidos prevén ser de muy buena calidad para la cosecha 2019.