Finca Moncloa – La Recuperación de la Tintilla de Rota

2020-09-29T07:52:58+00:00 29 septiembre, 2020|

FINCA MONCLOA – LA RECUPERACION DE LA TINTILLA DE ROTA

Por José M. Pinedo, enólogo de Finca Moncloa.

 

Antecedentes históricos

Aunque algunas personas señalan que hace quinientos años ya se encontraban en Andalucía viñedos de la variedad Tintilla en Rota, la primera referencia bibliográfica que he encontrado es de Julian Jeffs, que en su obra Sherry, indica que, en 1.664, George Sitwell, que se había asentado como comerciante en Málaga, envió a su padre dos barriles de Tent (Tintilla) a Renishaw. “Era un hombre muy generoso, porque él siempre estaba enviando regalos a casa, incluyendo un anillo de esmeralda”. Esta frase daba idea de que era un producto muy valorado en la época.

El significado de la palabra Tent en su forma inglesa, que empieza a utilizarse en el siglo XVI o anterior, está muy disputado, aunque según Hugh Johnson la palabra Tent se aplicó específicamente a los vinos tintos de la región costera próxima a Cádiz, particularmente a los de Rota, llamados “Tintilla” o “Tinta de Rota”.

Roxas Clemente en su publicación de 1.807 cita esta variedad, indicando que “En Rota ocupa la mayor parte de las viñas. En Chipiona, Trebujena, Arcos, Espera y Malaga tienen de él algunas manchas”. Esto da idea de la importancia que esta variedad llegó a tener en siglos pasados.

Son muchas las referencias en la bibliografía desde el siglo XVII, sobre los vinos elaborados a partir de la variedad Tintilla, así como sus ventas, principalmente en el Reino Unido, unido a su reconocimiento internacional,.

Las ventas, que fueron incrementándose en los siglos XVIII y XIX, empezaron a disminuir drásticamente en la primera mitad del siglo XX, como así lo indica M.M. González en su libro Jerez-Xerez-Sherish, primera edición de 1935: «Otro vino que es peculiar de la zona de Producción de Jerez es el Tintilla de Rota….y hoy amenaza extinguirse». En la segunda mitad del siglo XX llegó casi a desaparecer, como lo indica B. Puertas y col, señalando que en los catastros Vitivinícolas de Andalucía de 1.980 solo aparecen 0,3 Has cultivadas de Tintilla de Rota en Cádiz, y nada en el resto de las provincias de Andalucía.

Esta disminución no puede achacarse, como ocurrió en otras muchas variedades, a la invasión de la Filoxera, ya que al cultivarse en aquella época principalmente en terrenos arenosos, no se vieron en su mayor parte afectados. Sin embargo, son varios los que opinan que se debió principalmente al abandono como vino sacramental en el Reino Unido (su principal cliente), a los cambios de gusto por este tipo de bebidas, y a un creciente abandono de su cultivo debido a sus bajos rendimientos y a la caída de la demanda.

González Byass, que se funda como empresa en 1.835, comercializó desde los primeros años los vinos Rota Tent, como aparece en algunos de los listados de aquella época, siendo además de los de mayor precio.

En 1851 obtiene el título de proveedor de vinos de la Casa Real de España, y entre los vinos que se le enviaban, estaba el Tintilla de Rota Dulce como puede verse en la etiqueta adjunta, pero al igual que otras empresas, con los años se dejó de elaborar y comercializar.

Recuperación de la variedad

Desde finales de los 90, el equipo técnico de González Byass ya tenía como objetivo de estudio, la recuperación de la variedad Tintilla de Rota y la elaboración de sus vinos, realizándose en 1.997 las primeras micro vinificaciones en dulce de esta variedad, con uvas procedentes del Rancho de la Merced (IFAPA – Jerez).

Cuando en el año 2.000, González Byass adquiere Finca Moncloa, una parcela de aproximadamente 45 Has, cerca de Arcos de la Frontera, para la elaboración de vinos tintos de calidad, nos pusimos en contacto con el Rancho de la Merced, centro de IFAPA en Jerez, que se encarga de la recuperación y estudio de variedades de uva autóctonas, donde nos proporcionaron yemas, que una vez injertadas sobre portainjertos tolerantes a los niveles de caliza activa del terreno, nos dieron la primera plantación de Tintilla de Rota en nuestra finca, que se fue incrementando hasta alcanzar en 2.004 una superficie de 3 Has.

Método de elaboración y primeros ensayos

En la bibliografía existente, la mayoría de ellas publicadas entre 1.870 y 1.880, sobre los vinos que antiguamente se elaboraban en la zona de Cádiz, se recogen varios sistemas de elaboración del vino Tintilla de Rota dulce.

M. M. González Gordon, en su libro Jerez-Xerez-Sherish, destaca el siguiente procedimiento de elaboración de Tintilla de Rota dulce:

“La uva se asolea durante muchos días para conseguir que la graduación Bé pase de 20º y entonces se les quitan a los racimos los palillos mayores, depositando la uva en balsas (no del todo llenas), que se cubren con redores de esparto para evitar que se airee demasiado y que fermente de una vez. Con este mismo fin y durante un mes aproximadamente, se le da vueltas a la masa de las balsas, y debido a esta fermentación incompleta conserva este vino el agridulce tan peculiar del mismo. Entonces se pisa la masa en el lagar y se le agrega al mosto unos 50 litros de alcohol por bota, y para reponer la consecuente pérdida de densidad, también hay quien agrega algún arrope (que debe ser de la misma uva), quedando el producto obtenido con 20ºBé y 10 % Vol de alcohol”.

Nosotros teníamos claro desde el principio que, para no modificar las características varietales, la elaboración tenía que hacerse sin la adición de arrope. A lo largo de las primeras vendimias, se estuvieron realizando micro vinificaciones encaminadas a la recuperación del vino Tintilla de Rota dulce, pero la mayor parte se vinificó en seco y se incorporó en distintos porcentajes en los blend de Finca Moncloa, a los que le aporta principalmente acidez, tonalidad e intensidad de color, complejidad aromática y estructura en boca.

Primera añada comercializada de Tintilla de Rota dulce

Fruto de los ensayos realizados en los años anteriores, en la vendimia de 2.009 se realizó ya la elaboración a nivel industrial, siguiendo lo más fielmente posible el sistema de elaboración de M.M. González, dejando sobre madurar la uva en la cepa y obteniendo después de un asoleo de varios días y el despalillado/estrujado posterior, una pasta  con aproximadamente 22-23 º Bé, que se maceró en depósito pequeño de acero inoxidable durante 8 días, disminuyendo después de este tiempo la riqueza de azúcar a 18 ºBé y alcanzando aproximadamente 5 % Vol de alcohol. A continuación, se realizó el descube y prensado. Se añadieron 50 litros de alcohol vínico por cada 500 litros de vino de Tintilla obtenido, dejándolo reposar durante 3 meses a baja temperatura. El vino obtenido, con 15 % Vol de alcohol y unos 300 g/l de azúcares naturales, se pasó a dos barricas de roble francés, donde permaneció a temperatura y humedad controladas durante 18 meses de crianza, embotellándose sin filtrar y sin ningún tratamiento final.

De la añada 2.009 se llenaron solo 690 botellas de 50 cl, que se presentaron a Decanter 2.013, obteniendo el premio “Best in Show” para “Spanish Fortified over 15 £ Trophy”.

Las notas de cata dadas por el Jurado de estos premios fueron: “Potente y untuoso, con boca vivaz de frutos rojos y carácter de mermelada casera de zarzamora. Marcados aromas a ciruela y vainilla, cerezas, ligero toque especiado y pinceladas de levadura y toffee. Equilibrado y jugoso fin de boca a uvas pasas bañadas en chocolate”.

Situación actual de la variedad Tintilla de Rota

El reconocimiento obtenido con la añada 2.009 nos indicó que el camino que habíamos empezado era el correcto, y a partir de ahí se ha seguido elaborando y hemos ido creciendo en producción hasta obtener alrededor de 3.000 botellas de 50cl de Tintilla de Rota dulce.

Por otro lado, en 2.018 se reinjertaron 3,5 Has de viñedo con yema de las otras 3 Has, teniendo en la actualidad una superficie de 6,5 Has de Tintilla de Rota, con las que podemos aportar un mayor porcentaje de la variedad a los blend de Finca Moncloa, e incrementar la cantidad elaborada de Tintilla de Rota dulce.

Ir a Arriba