Grandes Pagos de España, un compromiso con la autenticidad

2019-03-18T11:08:50+00:00 10 febrero, 2019|

Hace 25 años, un grupo de apasionados viticultores decidieron fundar una asociación con una intención muy clara: defender y promover el concepto de vino de pago. Aquel grupo, procedente de las dos Castilla, sentó las bases de lo que poco tiempo después se denominó Grandes Pagos de España.

En el año 2000, la denominación oficial y reglada de ‘Vino de Pago’ no existía, por lo que vieron la necesidad de crear un grupo de bodegas que tuviese como base la elaboración de vinos de excelencia en armonía con el entorno.

En el suelo, en la cepa, en las uvas, reside la razón por la que unieron su saber hacer para dar a conocer el concepto de Vino de Pago, dentro y fuera de España, así como reivindicar la personalidad de sus vinos.

Poco a poco la familia ha ido creciendo. Andalucía, Cataluña, Galicia, Comunidad Valenciana…  Hasta alcanzar los 30 miembros que forman hoy la asociación Grandes Pagos de España.

 

Aliados con el entorno

Pertenecer a esta asociación es una gran responsabilidad. Todos y cada uno de los vinos en Grandes Pagos de España han de reflejar la tipicidad de los pagos de los que proceden, es decir, ser la máxima expresión de su Terroir.

Grandes Pagos de España es una asociación de viñedos singulares y sostenibles y gente apasionado por elaborar vinos únicos. Vinos con capacidad de sobrellevar el paso del tiempo y expresar su grandeza, vinos que hablan del suelo, de viña, del tiempo y de sus creadores en una copa.

 

Una gran familia

Lo que surgió como una herramienta para defender y difundir la calidad de los vinos de pago, se ha ido convirtiendo en una gran familia de viticultores. Grandes Pagos de España celebra frecuentemente encuentros en los que se comparten experiencias, inquietudes y opiniones con el fin crear una autentica Red de Conocimientos.

Debido a que el sector vitivinícola está en constante evolución, es importante apostar por la innovación y por el conocimiento de nuevas técnicas cuyo objetivo sea mejorar la labor tanto en el viñedo como en la bodega.

La calidad de los vinos, el respeto por el entorno y la sostenibilidad ambiental en todo el proceso de elaboración -desde el campo hasta la bodega- son dos de los aspectos fundamentales para pertenecer a Grandes Pagos de España, además de la calidad humana de los miembros. Por lo tanto, el tamaño de la bodega o la producción no son determinantes para que un productor pueda pertenecer a la Asociación.

 

Obsesión por la calidad

En este empeño por la excelencia Grandes Pagos de España cuenta con un Comité Externo de Expertos Catadores que, varias veces al año, realiza una cata a ciegas para velar por el mantenimiento de la calidad y la excepcionalidad de todos los vinos de la asociación.

Este comité es uno de los mecanismos que garantiza la singularidad y calidad de los vinos de Grandes Pagos de España de una asociación transparente y dinámica.

¿Te apetece conocerlos más?…

Esta web usa cookies y servicios de terceros. Ok