Fillaboa

Fillaboa

Lugar de Fillaboa s/n,
36459, Salvaterra de Miño (Pontevedra)

Tel. 986 658 132
http://www.bodegasfillaboa.com
visitas@bodegas.masaveu.com

Imágenes de la Bodega

Fillaboa conserva el encanto de la legendaria finca en la que se ubica, de sus jardines, la brisa del Atlántico que mece árboles centenarios y se mezcla con fragancias de camelias, hortensias y magnolios. Un muro de piedra de 1.600 metros de longitud que alberga su pazo señorial y una capilla de piedra son vestigios de su fabulosa historia. Toda esta alquimia se gesta en las 74 hectáreas de viñedos de uva Albariño que rodean la bodega, plantados en ondulantes laderas, junto a los ríos Tea y Miño, en la frontera con Portugal.

La Bodega

La finca Fillaboa (que significa “buena hija” en gallego) es la más grande del catastro de Pontevedra, una de las más antiguas de Galicia y la única bodega de toda la región integrada en la asociación Grandes Pagos de España. A pesar de ser una finca histórica, es una bodega muy actual, con vinos exclusivos, modernos y elegantes, elaborados para disfrutar. En su preciosa finca, el cuidado del viñedo es fundamental puesto que sus vinos son fiel reflejo de la tierra que los produce. Sin duda, esa magia de Galicia y de la D.O. Rías Baixas está presente en el momento de degustarlos.

Bodegas Fillaboa es uno de los proyectos de Masaveu Bodegas, la rama donde se agrupan las empresas del sector vitivinícola de Corporación Masaveu. Los vinos elaborados son conocidos por ser un referente de calidad y un ejemplo de respeto a la tierra.

‘’Elaboramos a partir de viñedos propios y con el empeño en transmitir la personalidad del terroir en cada botella. Somos artesanos del vino y elaboramos solo pequeñas producciones’’

Los Pagos

Sus 74 hectáreas de viñedo están divididas en 12 pagos cultivados de forma individual para conseguir frutos de la mejor calidad que dan lugar a sus vinos, toda una referencia de Rías Baixas dentro y fuera de nuestras fronteras.

La riqueza de suelos y cercanía al mar, las bondades del clima atlántico, abundantes lluvias y suaves temperaturas, convierten a Fillaboa en un enclave privilegiado para el cultivo del Albariño. Esta variedad autóctona de grano menudo y sabor dulce origina excepcionales vinos blancos reconocidos por sus esencias florales y afrutadas, suave sabor y agradable acidez refrescante.

Esta web usa cookies y servicios de terceros. Ok