Belondrade

Belondrade

Quinta San Diego. Camino del Puerto, s/n
47491 - La Seca, Valladolid

Tel. 983 481 001
http://www.belondrade.com
info@belondrade.com

Imágenes de la Bodega

La historia de BELONDRADE nace en 1994 cuando su fundador Didier Belondrade, apasionado de España, descubre por primera vez el paisaje de Rueda, sus suelos y la variedad autóctona de esta zona: la uva verdejo.

Convencido de la capacidad de esta variedad para hacer grandes vinos, tomó la decisión de instalarse en Nava del Rey para hacer un “vino de Chateau” en España. Para cumplir con su sueño, decidió comprar viñedos en La Seca (Valladolid) donde construiría una bodega en el año 2000 en la que hoy elabora sus vinos exclusivamente con las uvas de su propio viñedo.

BELONDRADE se encuentra en el municipio de La Seca, a escasos kilómetros del río Duero y en el corazón de lo que se conoce como el “Triángulo de Oro de Rueda”. La totalidad de las parcelas de Quinta San Diego están ubicadas en la parte alta de la meseta, a unos 750 metros sobre el nivel del mar. La ausencia de montañas en la zona facilita la circulación del aire e impide la acumulación de humedad. Estas condiciones propiciaron que Didier Belondrade tomara de forma muy temprana la decisión de eliminar el uso de pesticidas y de productos químicos hasta obtener el sello ecológico en 2010. La variedad verdejo, autóctona de esta sub-zona de la meseta castellana encuentra su máxima expresión en este clima de corte continental y en suelos pobres en materia orgánica en los que se entremezclan arcilla, arena, canto rodado y alguna veta de caliza.

La Bodega

En 1994 es cuando Didier comienza a materializar su sueño con la primera añada del vino emblema de la bodega: BELONDRADE Y LURTON, comercializado en 1996. Esta fecha marcó un antes y un después tanto para Rueda como para el mercado de los blancos españoles en general.

Con el cambio de milenio, esta apuesta de Didier BELONDRADE por el envejecimiento de la uva verdejo da un nuevo salto cualitativo, ya que en el año 2000, se termina la construcción de la bodega en La Seca (Valladolid). La inauguración de la nueva bodega –obra del arquitecto Vincent Dufos du Rau- trajo consigo también la aparición de dos nuevos vinos. Así, el mismo año 2000 se comienza a elaborar el rosado, BELONDRADE QUINTA CLARISA, que lleva el nombre de la hija pequeña de Didier. En el 2002 se elabora la primera cosecha de, BELONDRADE QUINTA APOLONIA, una interpretación diferente de la uva verdejo y al que Didier puso el nombre de su hija mayor.

Más recientemente, en el año 2012, coincidiendo con la decisión tomada dos años antes de elaborar la totalidad de los vinos de la bodega con fermentaciones espontáneas, se construye un nuevo edificio que alberga una nueva sala de barricas.

Un lienzo en blanco, totalmente neutral sobre el que empezar de nuevo a crear los vinos de BELONDRADE.

Los Pagos

Denominado Quinta San Diego, en honor a uno de los hijos de Didier Belondrade, el viñedo de BELONDRADE se compone de 22 parcelas de verdejo que suman 40 Hectáreas, trabajadas con el máximo respeto a la naturaleza (certificado ecológico obtenido en 2010).

La totalidad de las parcelas está situada en la parte alta de la meseta, a una altitud aproximada de 750 metros sobre el nivel del mar. En esta zona del Duero, tres tipos de suelos principales se entremezclan: arena, arcilla y canto rodado que junto con algunas vetas de caliza se encargan de aportar toda su personalidad a nuestras parcelas. Factores secundarios pero no menos importantes como la edad de las cepas, la orientación, densidad de plantación o los sistemas de poda y de conducción del viñedo terminan de aportar diferencias significativas entre parcelas.

Los vinos de BELONDRADE son el resultado de una interpretación propia y personal del verdejo en este paisaje que se sustenta en tres pilares:

  • Vinificación individualizada por parcelas.  El objetivo de la búsqueda de diversidad en las parcelas es el aporte, por cada una de ellas, de su propia personalidad al vino final. Cada una de las parcelas se vendimia ya de forma individual y siguiendo un proceso totalmente manual.
  • Crianza parcelaria. La fermentación espontánea y crianza en barricas de diferentes formatos y volúmenes proporcionan las ventajas de una vinificación en pequeños lotes, manteniendo la diversidad existente en nuestro viñedo de principio a fin.
  • Assemblage. En el mes de junio se catan las barricas una a una para proceder a realizar una docena de lotes diferentes que respondan únicamente a características organolépticas para realizar después el assemblage final que resultará en el BELONDRADE Y LURTON de la añada.
Esta web usa cookies y servicios de terceros. Ok