Valdespino

Valdespino

Carretera Nacional-IV Km. 640
11408 Jerez de la Frontera - Cádiz

Tel. 956 321 004
http://www.grupoestevez.com
grupoestevez@grupoestevez.com

Imágenes de la Bodega

Toda la uva de Valdespino, con 56 has de viñedo, procede del pago de Macharnudo Alto, situado a unos 5 kilómetros al noroeste de Jerez, en la zona privilegiada del Jerez Superior.

La pluviosidad en el Marco de Jerez es alta en términos comparativos: en torno a los 600 litros al año de media, lo cual es superior a las cifras medias de otras importantes regiones vinícolas. Por lo demás, el clima suave y templado favorece tanto una equilibrada maduración del fruto como la formación y el mantenimiento de la mirífica flor que cubre el fino y la manzanilla, haciendo de éstos unos vinos únicos.

La Bodega

La bodega Valdespino fue adquirida en el año 1999 por el Grupo Bodeguero Josë Estévez, uno de los referentes del sector con una apuesta clara por preservar el origen como principal seña de identidad de sus vinos. Con 800 hectáreas de viñedo propio, es el mayor viticultor del Marco de Jerez y de Andalucía, lo que supone un 12% del total de la D.O. Jerez-Xérèz-Sherry. La firma es propietaria de las bodegas centenarias: Valdespino, Marqués del Real Tesoro y La Guita. Gracias a esta apuesta firme por el terruño jerezano, José Estévez es la única bodega del Marco que utiliza el 100% de materia prima procedente de la D.O. Jerez y Manzanilla de Sanlúcar.

Valdespino es armonía perfecta entre la labor artesanal de elaboración de los vinos de Jerez y los más modernos y cuidados avances técnicos que tienen su mejor exponente en sus vinos de pago. Valdespino es, por su historia y calidad, un referente en la crianza de los vinos de Jerez a nivel internacional, caracterizándose por una labor tradicional durante todos los procesos de elaboración de sus vinos, fermentados en añejas botas de roble americano de 500 litros.

Los Pagos

Macharnudo Alto

Historia, tradición y clasicismo son tres referencias imprescindibles a la hora de referirse a este pago mítico, teniendo en cuenta su situación, su orientación y las condiciones edafológicas que lo definen.

Está documentado que en el siglo XIII ya se cultivaban vides en esta zona. Por tanto, la historia y la tradición se dan la mano con unas características propias (suelo, orientación…) que hacen que los vinos que se producen a partir de los viñedos de este pago tengan una gran personalidad. Todos estos factores han contribuido a la fama de Macharnudo que ya en el siglo XIX era todo un clásico de la viticultura jerezana y mundial.

Se trata de uno de los pagos con mayor altura del Marco (a 135 metros sobre el nivel del mar), con una orientación enfrentada al mar que permite a sus viñedos beneficiarse al máximo de los vientos de Poniente, plantados sobre tierra 100% albariza perfecta para el cultivo de la vid. Todo ello aporta pleno equilibrio, mineralidad y potencia a unos vinos de gran personalidad que justifican plenamente el adjetivo de “pago clásico” en la viticultura mundial.

Esta web usa cookies y servicios de terceros. Ok