Cérvoles

Cérvoles

Avinguda de Les Garrigues, 26
25471 - La Pobla de Cérvoles

Tel. 973 176 029
http://www.cervoles.net
info@cervoles.com

Imágenes de la Bodega

Tomàs Cusiné, habituado a trabajar el viñedo en las llanuras de Urgell, vivió el descubrimiento de los viñedos de La Pobla de Cérvoles como una auténtica revelación, una inmejorable oportunidad para replantearse su trabajo como viticultor, asumiendo un profundo compromiso con el paisaje de Les Garrigues, en Lleida, y con su gente. Este paisaje está determinado en gran parte por los cultivos tradicionales: vides, almendros y olivos. Entre otros aspectos, esta zona es conocida por la calidad de sus aceites de oliva, producidos con aceitunas de variedad arbequina, muy apreciados en todo el mundo. Estos cultivos conviven con una profusa vegetación autóctona de plantas aromáticas y bosques de pinos, robles y encinas. En este escenario natural, la mano del hombre aporta como elemento característico las construcciones de piedra seca: antiguas cabañas de bóveda, receptáculos de agua, márgenes, muros, refugios y demás estructuras erigidas exclusivamente con piedra, perfectamente integradas en el paisaje. La comarca de Les Garrigues cuenta también con importantes yacimientos prehistóricos de arte rupestre, catalogados como Patrimonio de la Humanidad y que constituyen un valioso testimonio de la capacidad intelectual de los primeros grupos humanos que poblaron esta parte de Catalunya.

La Bodega

En 1997 nacía Cérvoles Celler, una bodega concebida para producir vinos de finca de gran calidad, con la mirada orientada hacia lo más alto: Nacía el primer proyecto de viticultura de montaña que se concibió en Cataluña.

Localizados en La Pobla de Cérvoles, en la subzona de Les Garrigues (Lleida) de la D.O. Costers del Segre, los viñedos de Cérvoles Celler ocupan unas 55 hectáreas y se distribuyen en 12 parcelas, con cepas principalmente de Garnacha Tinta, Tempranillo, Syrah, Cabernet Sauvignon, Merlot, Macabeu y Chardonnay. Las viñas están situadas a una altitud de 700-750 metros sobre el nivel del mar y gozan de los privilegios que supone la viticultura de montaña, principal fundamento de la excepcionalidad de los vinos de Cervales.

Equipada con la última tecnología enológica, la bodega de Cérvoles ha sido diseñada a medida, de modo que en cada depósito se fermenta la uva de una variedad y parcela determinada. Cabe destacar el particular sistema de carga de la vendimia por la parte inferior de los depósitos, mucho más respetuoso con el fruto.

Para la composición del parque de barricas, la bodega ha tenido en cuenta los distintos tipos de roble de crecimiento lento y tostados especiales, seleccionando aquellos toneleros que proveen las barricas que aportan los matices y caracteres para preservar el equilibrio y la complejidad de sus vinos. Actualmente, este parque comprende 300 barricas nuevas, de primer y segundo año, todas ellas de roble francés.

Los Pagos

Cérvoles se asienta en una zona de compleja orografía en la que se suceden numerosas colinas y vaguadas. Las diferentes parcelas que conforman la finca tienen variadas vertientes e insolaciones, disfrutando de una climatología muy suave gracias a la influencia de los vientos calientes de poniente durante el día refrescando las viñas los de origen marino en el atardecer.

La textura de los suelos es franco-limosa y franco-arcillosa con diferentes niveles de gravas. La permeabilidad de estas gravas subterráneas confiere un buen drenaje en la planta, mientras que las arcillas contribuyen a conservar la humedad, completando un equilibrio hídrico óptimo para el cultivo de la vida.

Los diferentes parajes de terruño calcáreo y pedregoso; viñas con rendimientos muy limitados, pero de gran calidad, brindan uvas que aportan color, potencia y estructura, con un carácter aromático único y especial, viñedos de cultivo orgánico y una viticultura extremadamente celosa con el cuidado de las cepas, con el objetivo de dotar a los vinos de un carácter nítido y diferenciado.

El conjunto de estas singulares condiciones, junto con la imponente presencia de un entorno natural y asilvestrado, confieren al terruño de Cérvoles un carácter único y excepcional.

Miembro de Grandes Pagos de España desde 2002.

Esta web usa cookies y servicios de terceros. Ok