Hace 30 años que tenía lugar la plantación del primer viñedo de la finca, situada en la localidad ciudadrealeña de Retuerta del Bullaque. Sus primeras 8 hectáreas de Cabernet Sauvignon.
En la actualidad Dehesa del Carrizal cuenta con 26 hectáreas de diferentes variedades y de excelente calidad. Y uno de los mayores reconocimientos que una bodega puede llegar a tener: la obtención de la Denominación de Origen Protegida Vino de Pago, distinción que actualmente tienen sólo 17 bodegas en España. Este nombramiento lo consiguieron en el año 2006.
Hoy, coincidiendo con el treinta aniversario Dehesa del Carrizal ha decidido lanzar nueva imagen de sus vinos con un cambio en el etiquetado. Con las nuevas etiquetas, como ellos mismos nos han expresado, han querido apostar por un concepto en el que se perciba la elegancia y la sofisticación, acorde con su filosofía: vinos de identidad y de personalidad.
Así, los vinos monovarietales cuentan con una imagen uniforme y con una etiqueta clásica con un toque de modernidad, compuesta por dos partes. El Colección Privada cuenta con una imagen uniforme y con una etiqueta clásica, con un toque de modernidad a la vez. Y la etiqueta del MV, modificada hace tres años, incluye ahora también el nuevo logotipo de la bodega.

Un nuevo logo que es un restyling del antiguo donde aparece el edificio actual de la bodega realizado en colaboración con la diseñadora Dori López.
Una modificación en el etiquetado que coincide con la salida al mercado de la añada 2013, año a partir del que se percibe un cambio en los vinos, resultante de las mejoras e inversiones realizadas en viñedo y bodega.