Julián Chivite López

Presidente de Chivite

“Como afirman los grandes de la enología, estos Chardonnays se pueden equiparar a algu­nos de los mejores blancos de Borgoña en términos de clase, elegancia, y de su asombrosa capacidad de envejecimiento.”

 Me quedo con la frase del profesor, enólogo y asesor nuestro durante muchos años Denis Dubourdieu: “Los grandes vinos se miden por su capacidad de envejecimiento”. Y eso nos ocurre con los tintos y blancos de esta finca.

 “Además de la Garnacha y el Tempranillo, autóctonas de esta zona, las variedades que se han adaptado fabulosamente bien a nuestra finca son las variedades del Ródano, en este caso la Chardonnay y la Syrah”.

 “Son las especiales condiciones de la Finca de Legardeta las que logran que el Tempranillo madure a la perfección, acabando su ciclo, lo que aporta equilibrio, elegancia y potencia al vino. En zonas límite para el cultivo de la vid, es donde se dan los grandes vinos.”

Esta web usa cookies y servicios de terceros. Ok