Una propuesta de enoturismo auténtica y sin prisas

  • La Asociación Grandes Pagos de España ha creado una propuesta de enoturismo auténtica, cercana y sin prisas, para conocer en profundidad sus vinos y disfrutar de los valores de unos viñedos excepcionales.
  • Más de un centenar de operadores nacionales e internacionales especializados en vino y gastronomía han acogido de forma excelente su oferta.

La Asociación Grandes Pagos de España viene desarrollando un plan de enoturismo que ha dado lugar a la creación de un producto enoturístico con entidad propia, muy centrado en los principales valores de sus bodegas, como es el pago, el terruño y desarrollar un trabajo exhaustivo en el viñedo para conseguir unos vinos singulares. No en vano, una muy buena parte de la propuesta, se basa en recorrer el pago para conocer sus características, así como en la cata de unos vinos colmados de matices para conocer su obsesión: encerrar “el alma del terroir en cada botella”. Para ello, se ha diseñado un Programa de Catas Premium, que incluye catas temáticas, catas de grandes añadas e incluso la posibilidad de catar vinos de diferentes bodegas en una misma visita, acompañados de productos locales.

Tras un proceso de trabajo que ha durado varios meses, las bodegas han puesto en común su experiencia y métodos de trabajo en materia de turismo del vino y han definido un producto enoturístico muy singular, dirigido a los winelovers o entusiastas del vino, que permite catar vinos de pago y profundizar en el conocimiento de la viticultura y la filosofía del terroir.

Grandes Pagos de España (GPE) está conformado por un grupo de 29 bodegas que tienen una filosofía común: trabajo, conocimiento y pasión para reflejar en cada botella el alma del terruño, donde nace todo. Actualmente, 14 de las 29 bodegas que integran GRANDES PAGOS DE ESPAÑA se han sumado al proyecto enoturístico y ya forman parte de sus nuevos soportes promocionales desarrollados en castellano e inglés, que recientemente se han dado a conocer a más de un centenar de operadores nacionales e internacionales especializados en vino y gastronomía y en turismo cultural, los cuales han acogido con un gran interés la propuesta, ya que responde a sus expectativas y encaja perfectamente con sus propuestas de valor. Como consecuencia de ello, muy pronto empezarán a profundizar en el conocimiento de las bodegas Grandes Pagos de España y a establecer acuerdos para comercializar su producto enoturístico.

 

Sobre GRANDES PAGOS DE ESPAÑA

Grandes Pagos de España (GPE) es una asociación de fincas vitícolas de toda España que defienden y propagan la cultura del vino de Pago, producido en un terruño específico y que refleja la personalidad inconfundible de su suelo, su subsuelo y su clima, lo que conforma un concepto ancestral del vino de calidad. Desde el año 2000, un grupo de productores de vinos de pago, es decir, elaborados con sus propias uvas, de un único viñedo, de las dos Castillas se reunieron para reinvindicar la personalidad única que define a los vinos de los mejores pagos y extender su cultura, apenas renacida, por España, fundando Grandes Pagos de Castilla. Esta asociación sin ánimo de lucro se transformó en 2003 en Grandes Pagos de España para responder al interés de muchos colegas de otras zonas en dar a conocer y promover este otro concepto de calidad. Actualmente pertenecen a la Asociación 29 bodegas de diferentes zonas vitivinícolas de España. Las 14 bodegas participantes en el programa de enoturismo son: Abadía Retuerta​, Alonso del Yerro​, Alvear, Calzadilla​, Cortijo Los Aguilares​, Dehesa del Carrizal, Enrique Mendoza​, Fillaboa​, Finca Valpiedra​, Gramona, Mustiguillo​, Numanthia​, Palacio Quemado​, Propiedad de Arínzano​.