Hace 30 años se plantaba el primer viñedo de la finca y por ello en Dehesa del Carrizal están de celebración. Así, otra de nuestras bodegas Grandes Pagos de España cumple años en este 2017. Primero lo hacía Cérvoles Celler, conmemorando las dos décadas de trabajo de Tomás Cusiné, y ahora felicitamos a Dehesa del Carrizal por sus nada más y nada menos que treinta aniversario.

El proyecto nació en 1987 con la plantación de ocho hectáreas de viñedo de cabernet sauvignon, a la que se fueron uniendo después los viñedos de las variedades syrah, merlot, tempranillo, chardonnay y petit verdot. Junto a las de Garnacha y Monsatrell que han plantado recientemente.
Echando la vista atrás, una de las fechas que Dehesa del Carrizal tiene guardada en la memoria es el año 2006 cuando obtuvo uno de los mayores reconocimientos recibidos por la bodega: la obtención de la Denominación de Origen Protegida Vino de Pago, distinción que actualmente tienen sólo 17 bodegas en España.
Cuatro años más tarde, en 2010, se produce un cambio de propietario y con él un equipo de trabajo diferente que llegaron aportando nuevos aires y retos a la bodega.

Bajo la dirección del agrónomo y enólogo de Burdeos, Pierre-Yves Dessèvre, en Dehesa del Carrizal se elaboran vinos únicos y singulares. Vinos excepcionales que se obtienen gracias a la singularidad del enclave, los suelos y el clima del Pago. Filosofía común a todas las bodegas que forman parte de nuestra asociación.
Además, desde el 2016 la bodega cuenta con la asesoría de Stéphane Derenoncourt, reconocido a nivel mundial en el mundo del vino al ser asesor de más de 100 bodegas, entre las que se encuentran 11 Grands Crus Classés de Burdeos.

Dehesa del Carrizal está situada en los Montes de Toledo, cerca del Parque Nacional de Cabañeros, donde sus cepas descansan sobre una “raña” y que, gracias al microclima y a la humedad, albergan un interesante punto de acidez. Un terruño específico que hace especiales a todos los vinos de la bodega, los cuales son capaces de reflejar fielmente el suelo, subsuelo y clima donde se producen. ¡Toda una aventura a través de #LaExpresiónDelTerruño!

Les auguramos un interesante futuro, más si cabe gracias a las manos de Pierre y la asesoría de Stéphane Derenoncourt.
¡A por otras tres décadas!