Enoturismo singular y personalizado en Grandes Pagos de España

2019-07-04T13:18:35+00:00 4 julio, 2019|

El turismo de vino ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Según ACEVIN (Asociación Española de Ciudades del Vino) el enoturismo creció en 2018 el 28%, generando un impacto en España de 67 millones de euros.

En Grandes Pagos de España nos dedicamos a transmitir el concepto del Terroir en los vinos y cómo mejor compartirlo que en las propias fincas y viñedos?  Por ello, a principios del año pasado lanzamos El “Programa de Catas Singulares” en 14 fincas. “Se trata de que el visitante pueda hacer un viaje por España mediante la cata de vinos de otros miembros de Grandes Pagos de España”, explica Toni Sarrión, Presidente de la Asociación.

La grandeza de Grandes Pagos de España se basa, entre otras cosas, en la diversidad de sus socios, que se reparten por casi todas las regiones vinícolas de nuestro país. Algunas son modernas, otras más tradicionales, también de distintos tamaños, pero todas tienen en común una singularidad en la que se da preponderancia a la viña, al clima, a las uvas, a los suelos y, por supuesto, a las personas involucradas.

De esta forma, la oferta enoturística se centra en cuatro experiencias únicas:

Cata de Proximidad: En la que se catan Vinos elaborados por bodegas de Grandes Pagos de España de una misma zona geográfica.

Cata Temática: Donde los asistentes tendrán la oportunidad de conocer la expresión del terruño y por ejemplo, las características y peculiaridades de las uvas que se emplean para elaborar los vinos.

Viaje por España: Un recorrido enológico por toda la geografía española, para conocer vinos elaborados en diferentes zonas y tener una visión más amplia del panorama vinícola en España.

Cata de Grandes Añadas: Una actividad muy exclusiva pensada para los enoturistas más experimentados, en la cual se catarán añadas históricas de vinos de Grandes Pagos de España.

Además, cada bodega pone a disposición del visitante otras propuestas centradas en el entorno. Según el informe de ACEVIN, el interés de los enoturistas por descubrir el patrimonio, la huella histórica y las tradiciones del destino ha aumentado del 31,7% al 48,8% en 2018.

Las fincas de Grandes Pagos están situadas en enclaves con alto valor medioambiental, paisajístico e histórico, por lo que el Programa de Visitas y Catas Singulares resultará un gran atractivo.

Almuerzos camperos, catas comparativas, experiencias en vendimia, degustación de productos locales…. Son solo algunas de las experiencias singulares a disposición del visitante.

¿Por qué visitar las bodegas de Grandes Pagos de España?

La Asociación es una agrupación de fincas vitivinícolas que representan la riqueza de las áreas vitivinícolas del país cuyo objetivo es divulgar la cultura de Vino de Pago, estrechamente asociada al terruño. Es por ello que los vinos Grandes Pagos de España reúnen una serie de características que los hacen únicos con respecto otros de su entorno, pues están elaborados en consonancia con el medio del que proceden; respetando los suelos, el clima, las uvas y la tradición para la consecución de la excelencia.

Las bodegas asociadas al Programa de Catas Singulares son Fillaboa (Salvaterra de Miño, Pontevedra), Bodega Numanthia (Valdefinjas, Zamora), Abadía Retuerta (Sardón de Duero, Valladolid), Alonso del Yerro (Roa, Burgos), Finca Valpiedra  (Fuenmayor, La Rioja), Propiedad de Arínzano (Aberin, Navarra), Gramona (Sant Sadurní d’Anoia, Barcelona), Mustiguillo (El Terrerazo-Utiel, Valencia), Enrique Mendoza (Alfaz del Pi, Alicante), Pago Calzadilla (Huete, Cuenca), Dehesa del Carrizal (Retuerta del Bullaque, Ciudad Real), Palacio Quemado (Alange, Badajoz), Cortijo Los Aguilares (Ronda, Málaga) y Alvear (Montilla, Córdoba).

Puedes encontrar más información sobre las propuestas aquí.

Esta web usa cookies y servicios de terceros. Ok