¿Te has preguntado alguna vez qué hay detrás de un vino premiado por un concurso internacional de vinos? ¿Y la historia y personas que hay detrás?.

A todos los que disfrutamos con una copa de vino, estas respuestas nos encantaría que las transportaran las botellas, y así llegar a entenderles mejor, e incluso comprender en ocasiones su precio.

A lo largo de cuatro días la ciudad de Madrid ha sido el epicentro de uno de esos concursos, el Concurso Internacional de Vinos Bacchus 2014, donde profesionales y periodistas del sector calificaban por cata a ciegas nada más y nada menos que 1593 vinos procedentes de 21 países diferentes.

Solamente un tercio de esos vinos podían ser premiados, y de ellos, exclusivamente los vinos con una puntuación superior a 93 puntos sobre 100 podían llegar a ser Gran Bacchus de Oro.

¿Y quiénes han conseguido llegar a ese Top del Ranking de Bacchus 2014? Tan sólo nueve vinos, de los cuales, uno es un vino perteneciente a Grandes Pagos de España.

¿Quieres conocer la historia que hay detrás de un vino Gran Bacchus de Oro?

Se trata del vino Petit Verdot de Dehesa del Carrizal 2010 de la bodega Dehesa del Carrizal. Curiosamente es la primera añada que se ha elaborado y para todos los que quieran conseguirlo que sepan que solamente se hicieron 1000 botellas. Eso sí, ya de la siguiente añada, la 2012, saldrán 10000 botellas.

¿Y qué podemos averiguar sobre este vino? Lo mejor es que se lo preguntemos directamente a Miguel Ángel Benito, el enólogo de Dehesa del Carrizal y padre de este vino:

petit-verdot-dehesa-del-carrizal-¿Por qué se plantó Petit Verdot en Dehesa del Carrizal?

Miguel Ángel Benito: Necesitábamos un vino para aportar complejidad y potencia al Colección Privada, entonces pensamos en la variedad Petit Verdot, que por clima, suelo y ciclo se podría adaptar bien en la finca.

¿Por qué se decidió hacer un monovarietal con un viñedo tan joven?

Miguel Ángel Benito: La viña (2,1 Ha) se plantó en el año 2006 y su primera cosecha fue 2008. Ya su primera cosecha la utilizamos para aportar complejidad en el MV y en el Colección Privada.

Después algunos expertos cataron en bodega la cosecha 2010, entre ellos Paul Pontallier, que ya antes de finalizar crianza le vaticinaron un gran futuro y nos convencieron del potencial que podía tener como vino monovarietal.

Por ello, en esta añada 2010 decidimos realizar un “experimento” y dejar 4 barricas para elaborar 1.000 botellas de un vino 100% Petit Verdot y poder ir viendo su evolución. Convencidos del resultado, y de que este vino iba a formar parte de los vinos de Dehesa del Carrizal, en la añada 2012, decidimos ampliar la producción hasta casi 8000 botellas, que van a ser embotelladas ahora y que saldrán al mercado, aproximadamente, dentro de un año.

¿Qué le hace a este vino especial?

Miguel Ángel Benito: Para mi es muy especial, puesto que es la primera plantación que dirigí personalmente en Dehesa del Carrizal, desde la preparación del terreno hasta el sistema de conducción, pasando por la elección del portainjertos, del clon  y del marco de plantación. Así que me siento un poco responsable tanto de lo bueno como de lo malo de estas parcelas.

¿Hay alguna anécdota referente al vino?

Miguel Ángel Benito: Teníamos una duda entre plantar Graciano o Petit Verdot. Sabíamos que tendría que ser una de las dos pero, durante algún tiempo, le dábamos vueltas al asunto, sin decidirnos. Finalmente, decidimos apostar por Petit Verdot; pensamos que, al igual que nos pasaba con el Cabernet Sauvignon, en nuestra finca podríamos obtener un Petit Verdot muy fino y elegante. Nuestro objetivo inicial siempre fue aportar complejidad a nuestros vinos de coupage, ya desde el principio pensamos que alguna vez podríamos elaborar un monovarietal, aunque nunca soñamos que, con él, podríamos llegar tan lejos.

Para quién esté interesado en comprar vino Petit Verdot Dehesa del Carrizal 2010 deciros que todavía no está en el mercado y que os aconsejamos que se pongan en contacto con la bodega en el email siguiente: info@dehesadelcarrizal.com